Cuaderno de bitácora perdido

Estándar

Diario de abordo:

Día 127 de mi travesía en solitario por aguas abiertas.

El sistema de navegación de mi velero ya no emite señal alguna desde la descomunal tormenta que aconteció hace unas cuantas lunas. He perdido la cuenta del tiempo que llevo navegando sin rumbo, a la deriva…

©SetahBastet – Olga Sabaté Navàs-

Agradezco a lo más sagrado haber sobrevivido esa fatídica noche. Lo único que anhelé, en el momento en que luchaba contra la naturaleza en su estado más salvaje, no era ninguna de mis posesiones materiales, sino que me vi sorprendida al recordar la agradable sensación de mis pies calientes (y secos) bien enfundados en unos calcetines de lana, observando como el fuego del hogar se consumía lentamente, mientras una buena taza de té calentaba mis manos… ¡Ay, mis pobres manos! Un terrible escalofrío ha recorrido mi espalda al pensar en ellas. Acabaron desgarradas a causa de la fuerza usada para amarrar los cabos sueltos. Las necesité para aferrarme con firmeza a cualquier superficie disponible y evitar caer por la borda…

©SetahBastet – Olga Sabaté                        Navàs-

La comodidad de la cabina, antes tan acogedora y recogida, se había esfumado dejando paso a un remolino de cosas por doquier. Mis libros están desperdigados por el suelo, algunos incluso han perdido sus hojas y otros se han convertido en acordeones de papel a causa de la humedad. Muchos enseres están mojados, rotos o simplemente han desaparecido… Entre ellos, mi preciada cámara de fotos.

Mis ojos habían visto muchos y variados paisajes a través del objetivo de mi Nikon a lo largo de este viaje iniciático. No sabría decidir cuál de ellos formaría parte de un hipotético titular. Sería una ardua tarea tener que escoger solo uno… Aunque no tengo la certeza de poder salvar ninguna de las imágenes tomadas, pues acabó también remojada, como todo lo demás.

La escasez de alimento, el exceso de sol, la falta de sueño y la ausencia de contacto humano empiezan a perturbar mis exhaustos sentidos. No sé si podré resistir mucho más tiempo… Me encuentro sumida en un pesar que deja mi pecho herido con cada inspiración…

Aún no he encontrado lo que había venido a buscar, pero tengo la sensación de estar más cerca que nunca ¿Será cierto que, sea lo que sea, está al alcance de mi mano o es mi perdida razón la que me hace creerlo?

@lidiacastro79

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s