La espera

Estándar

Entro en la habitación y me dispongo a esperar su llegada. Las puertas de la ventana están abiertas de par en par. Me acerco y apoyo los codos en el alféizar para contemplar el paisaje. Justo en frente, hay dos grandes macetas de barro con geranios colorados que reposan encima de una balaustrada. Su aroma llega hasta mí haciéndome cerrar los ojos e inspirar profundamente. Cuando vuelvo a abrirlos, se detienen en el lago que se extiende más allá de lo que mi vista alcanza. A lo lejos, hay un islote que rompe con las líneas rectas del horizonte y, por encima, la inmensidad del cielo azul teñido de algodones blancos.

Toc-toc

Llaman a la puerta. Ya está aquí.

 @lidiacastro79

Licencia de Creative Commons
Mis historias y otros devaneos by Lídia Castro Navàs is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s