De piedra

Estándar

¿Por qué no me puedo mover? ¿Pero… qué ha pasado? Me siento rígido como una piedra ¡Oh, Dios! Me voy a precipitar… ¡Ah, no! Estoy clavado en la fachada. ¿Cómo me he convertido en una gárgola? Yo era un frutero pacífico, lo recuerdo: mi frutería con la mejor fruta de proximidad, mis clientes habituales, los del barrio de toda la vida, mi adorable familia… ¿Qué ha pasado con todo eso? Tendrá algo que ver ese sueño en que se me aparecía Dios, me encomendaba una misión y yo aceptaba sin saber… ¿o no fue un sueño? 
@lidiacastro79 

Licencia de Creative Commons

Mis historias y otros devaneos by Lídia Castro Navàs is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

Anuncios

21 comentarios en “De piedra

  1. Caramba, me dejas de piedra …en serio me parece sorprendente.
    Hay otra muy curiosa en la catedral de Palencia, donde una de las gárgolas es …un fotógrafo. Como te estoy diciendo. La historia es muy curiosa pero larga para explicarla aquí, más si tenemos en cuenta que la catedral se terminó en el S.XV y tiene que ver con su restauración creo >1.911 pero si te apetece búscala en google y te sorprenderá. Abrazos y buena semana.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s