En el desván 

Estándar

Me gustaba subir al desván de mis abuelos, donde los trastos viejos acomulaban polvo, como solía decir mi madre. Pero según mi visión infantil, allí se escondían objetos extraordinarios y mágicos, el polvo era solo para despistar a los adultos y ahuyentarlos. 
Me pasaba horas sentada en el suelo hurgando en las cajas. Los objetos en desuso aguardaban el cálido tacto de mis inocentes manos para adquirir vida y jugar conmigo. Todo volvía a su estado inerte si mi madre se presentaba de improviso. A los objetos no les debían gustar los adultos porque si no, no me lo explico…

@lidiacastro79

Licencia de Creative Commons

Mis historias y otros devaneos by Lídia Castro Navàs is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License
Anuncios

39 comentarios en “En el desván 

  1. Es la pura realidad. Estoy convencido, a los adultos se les seca una parte del cerebro, precisamente la de la imaginación que otorga vida a los objetos que nos rodean, y la capacidad de hablar a plantas y anímales, no pienso dejar que eso me pase nunca. Un beso.

    Le gusta a 2 personas

  2. Mª Yolanda Gracia López

    Hay cosas (y sensaciones) que sólo pueden ver y experimentar los niños. Y los animales. !Que los Reyes te traigan un saco lleno de esa mirada especial que tú pones en cada texto¡

    Le gusta a 1 persona

  3. Lo que me asombra de las recuerdos infantiles de los demas….son iguales que los míos y no dependen ni del lugar geográfico ni de de la cultura ,ni de la educación. Ese mundo único y común infantil y tantos mundos distintos de los adultos. Me encanta y me siento descepcionada..sentir lo mismo sin saber describirlo tan hermoso. Besos.

    Le gusta a 2 personas

    • Tienes razón, la inocencia e imaginación infantil no depende de la cultura o de la educación, es igual a todos. Pero se difumina hasta desaparecer a medida que pasan los años.
      Me alegra que te guste, pero no te sientas decepcionada, eso me entristece. Tú lo expresarías diferente, ahí está lo bonito de la diversidad!! Un abrazo grande! 😊😘

      Le gusta a 1 persona

      • Gracias por animarme…en mi última entrada intenté dibujar algo parecido…pero nada que ver con lo tuyo. Y no creo que me falta el vocabulario.. estoy hecha de otra masa…me falta imaginacion y las palabras, por supuesto 😊,también 😥besos

        Le gusta a 1 persona

  4. Me imagino que todo eso forma parte de ser niño y tal vez lo bueno sería seguir dando vida a muchas de esas cosas siendo adultos. Eso que llamamos inocencia también podría recibir el nombre de magia. Nosotros ya no somos tan inocentes pero creo firmemente que podemos seguir haciendo magia, aunque rodeados de prejuicios, tengamos que hacerla en nuestra soledad. Hermoso texto en un día también lleno de magia. Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    • Muchas gracias, Carlos!! 😊 Muy cierto, cuando nos hacemos adultos es como que viene en el lote el hecho de perder la inocencia y ya no creer en la magia. Pero yo soy de una forma que me niego a eso!! Soy una adulta que disfruta de la magia, la imaginación y de la inocencia (aunque los palos de la vida hacen que cada vez lo sea menos).
      Un abrazo fuerte!! 😊🌟

      Le gusta a 1 persona

  5. La mirada de la infancia es única. Bueno en realidad creo que cada etapa tiene una, lo que pasa es que la inocencia y el descubrimiento son partes esencialmente bonitas de la vida.

    Yo, al igual que tú, me niego a perder la imaginación. De niña disfrutaba en el desván de mi abuela… y una vez me encontré un sorpreson… jajaj te pongo el enlace de la entrada que escribí el año pasado sobre el tema… por si te apetece curiosear.
    https://micaminobuscandot.wordpress.com/2016/01/24/trastadas-de-ninos/

    Besos 😘

    Le gusta a 2 personas

    • Jajaja Acabo de leer tus trastadas, Mukali!! La escena de la comunión, me pregunto a quién no le pasó tener un ataque de risa en plena ceremonia o sesión de catequesis?!?! Me he sentido identificada. No tanto con lo del desván de tu abuelo, sí por lo de querer abrir cajas por una curiosidad imperiosa que no se puede frenar (jajaja) pero no tuve ninguna experiencia similar en relación a revistas donde hombres y mujeres hacían cosas raras!!! 😂😂 Muy buenas trastadas, Mukali!!
      Gracias por tu comentario. Un abrazo!! 😊😘

      Le gusta a 2 personas

  6. Brillant! Molt tendre! M’has fet recordar quan de petit mirava amb curiositat coses antigues de casa, com un tocadiscs o un televisor. En una ocassió els meus pares decidiren fer neteja, perquè ja ens faltava espai. Aleshores, la meva mentalitat romàntica em portà a agafar eixes reliquies i pujar-les al terrat, amb la idea de que allí les protegiria. Estiguí uns dies anant al terrat a contemplar-les com si fossin tresors, tòtems o alguna cosa per l’estil, jajaja.

    Le gusta a 1 persona

  7. Muy lindo lo que has escrito, Lidia. Creo que nunca has perdido la curiosidad de la niñez, y ello no solo te mantiene joven, sino que también plena de imaginación. ¡Felices tus alumnos con una profesora como tú y también nosotros que disfrutamos leyendo tus historias.
    Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

  8. El desván es el lugar mágico
    donde van los recuerdos a descansar,
    se esconden en objetos y en prendas de vestir,
    se muestran en cuadros y fotografías,
    solo esperando una mano que,
    iluminada por la magia, los haga revivir.

    El desván o esa habitación de los trastos, o el sótano… lugares mágicos donde encontrar secretos, todavía hoy, cuando hace mucho que no reviso algún armario, siento el cosquilleo de encontrar algo que ya no recuerdo.
    Un abrazo, Lidia.

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, exacto! A ese cosquilleo me refiero!! Yo tampoco lo he perdido, de hecho estas Navidades convencí a mi madre de hacer “limpieza” del garaje donde había cajas que habían cogido polvo y quería ver que escondían!! Ella me decía: “son libros viejos, nada más”. Pero me salí con la mía y, en efecto eran libros, pero entre los libros salieron unas láminas que yo pinté hace tiempo y la ilusión me embargó!! Esa sensación de búsqueda del tesoro!! Fue genial compartir, además esas horas con mi madre, charlando, rememorando… ay! (Suspiro)
      No me enrrollo más… Un besazo, querida Estrella!! 😘 🌟

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s