En bicicleta 

Estándar

Le encantaba ir en bicicleta, le sentaba fenomenal. Despejaba su mente y desentumecía su cuerpo. Como cada mañana de sábado iba a visitar a su abuela. Todo el mundo sabía cuánto la quería y mimaba. En la cestita de su bici llevaba unas croquetas caseras especialmente preparadas para ella. Les había dado forma usando dos cucharas, como su madre le había enseñado. Lo que nadie sospechaba era que las croquetas estaban hechas de ojos humanos que ella había arrancado con esas mismas cucharas. Sus víctimas, simples mortales que se habían atrevido a mirarla más de la cuenta.

@lidiacastro79 

Licencia de Creative Commons

Mis historias y otros devaneos by Lídia Castro Navàs is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License
Anuncios

65 comentarios en “En bicicleta 

  1. Mª Yolanda Gracia López

    Buenooooo, te veo fuerte al final del día! Croqueticas gore, ¡qué dulce muchachita! … Yo estaba esperando al lobo pero, claro, andará por ahí desojado.
    ¡No somos nada!. Ya no como croquetas en un año.
    Saludos, no me atrevo ni a mirarte en la foto, claro que, como llevo gafas, siempre me quedarán dos. Y París, eso sí (que no viene a cuento-micro) pero me encanta.
    Hala, feliz noche

    Le gusta a 2 personas

    • Jejeje 😅 Sí, un poco gore me ha salido… Te voy a contar la historia detrás del micro: a veces en clase improviso historias por captar la atención de los alumnos y dramatizo con la voz y todo (juas). Total, que un día se me fue la olla y empecé a decir que la prota era una asesina en serie que mataba a sus víctimas con una cuchara sopera con la que les arrancaba los ojos de sus cuencas!!
      Yo creía que me había pasado, pero la reacción de los alumnos fue brutal!! Jajaja 😂 Les encantó y cada día me piden que lo ponga por escrito y lo publique! Pues ea, ahí está! (Aunque le he dado algo más de contexto y contenido que en mi improvisación) 😉
      Gracias, Yola! Un fuerte abrazo y buenas noches 😘🌟

      Le gusta a 2 personas

  2. Hay que ver cuanta crueldad, el chef nunca dice sus ingredientes. Mucha vista con la niña de la bicicleta, tiene que ser deslumbrante, ya que te deja ciego. Dicen que hay miradas que matan pero había oído que te quedaras ciego por mirar las piernas de una ciclista ni en verano a las cuatro la tarde que es cuando el sol incide más en el metal. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s