A la carrera

Estándar

Corría lo más rápido que podía, el corazón me latía fuerte y por mis venas dilatadas circulaba rauda la sangre. Mi perseguidor había conseguido clavarme las uñas antes de iniciar la carrera, pero ya veía el refugio a solo unos metros de mí. Respiré aliviado en cuanto pude colarme por ese agujero de la caja de cartón, donde los humanos guardaban disfraces y máscaras. Era un ratón con suerte; el gato tendría que esperar otra ocasión para cazarme.

Esta entrada es para participar en el Reto 5 líneas del blog de Adella Brac.

@lidiacastro79

 

Creative Commons License
Mis historias y otros devaneos by Lídia Castro Navàs is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Anuncios

23 comentarios en “A la carrera

  1. ¡Estupendo relato de este suertudo ratón salvado por el agujero de esa caja, Lidia! Pero nada comentas del mural de la fotografía que lo acompaña. ¿Será una de las tantas que habrás captado en tus vacaciones?
    ¡Que estés muy bien disfrutando del verano y las vacaciones!
    ¡Un abrazo grande!

    Me gusta

    • Muchas gracias, SariCarmen! Ya estoy de vuelta, con algo más de tranquilidad, preparando nuevas programaciones para el próximo curso. Pero estoy disfrutando de mis vacaciones todo lo que puedo. Espero que el invierno por ahí no sea demasiado crudo. Un abrazo bien cálido!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

      • Me alegré mucho cuando leí que andabas de paseo regocijándote con las huellas de la historia y atrapándolas en imágenes, que luego servirán para estimular tu gran imaginación y traducirse en estupendos relatos. No he estado muy conectada últimamente por diversos motivos. Entre ellos, este invierno particularmente crudo que se va sintiendo muy largo y que influye también en mi ánimo. Pero en fin, la vida sigue girando y siempre habrá por qué reír, llorar, luchar, agradecer, preocuparse o soñar.
        ¡Me quedo envuelta en tu cálido abrazo!
        ¡Besos!

        Le gusta a 1 persona

  2. jeje. Sempre m’ha agradat possar-me del part del dèbil, com tu al teu relat. Al principi em pensava que es tractava d’una persecució, d’un robatori tal volta. La llàstima és que m’encanten els gats, jeje.
    Una forta abraçada, Lidia!

    Le gusta a 1 persona

    • Algo de satén se podría llevar a la boca jajaja
      La foto es de Lucerna, un pueblecito medieval de Suiza que se encuentra en la frontera con Austria, muy cuqui, la verdad. Había un montón de fachadas pintadas al estilo de esta (tengo una foto por cada fachada que vi jajajajajaja). Este edificio tenía que ver con el primer teatro que existió en la localidad y databa de muy antiguo. Lo encontré muy curioso.
      Hale, y después del rollazo/palo, te mando un abrazo, Lord!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s